Warning: sprintf(): Too few arguments in /home/customer/www/mantontowing.com/public_html/wp-content/plugins/wpseo-local/src/presenters/geo/position-presenter.php on line 38

Y también lo han hecho algunos aspectos de los tratamientos médicos reales.

Sin embargo, implican fuertemente que aquí estamos hablando de un proceso de aprobación de medicamentos de la FDA por referencia a que el medicamento aún no ha recibido la aprobación de la agencia. Una vez que el proceso de aprobación de medicamentos de la FDA está en marcha, el fabricante está, por definición, bajo la jurisdicción de la FDA. (¿Existe siquiera algo así como un proceso de ensayo clínico que no sea aprobado por la FDA?) La FDA seguramente no verá con buenos ojos a un fabricante con un fármaco que todavía se encuentra en ensayos clínicos y que lo distribuya a pacientes fuera de su país. el proceso de prueba.

¿Podría el programa de acceso ampliado de la FDA usar algo más de expansión? Quizás. ¿Se podría mejorar el proceso de aprobación de medicamentos de la FDA en su conjunto? Definitivamente, y el lugar para comenzar es la financiación adecuada por parte del Congreso. Pero todo lo que hace la legislación sobre el derecho a intentarlo es generar falsas esperanzas de que el acceso a “medicamentos que potencialmente salvan vidas” está a la vuelta de la esquina. Por supuesto, el Instituto Goldwater no pagará el litigio resultante sobre la constitucionalidad del derecho estatal a juzgar las leyes. Esa carga recaerá doblemente sobre los contribuyentes, ya que se consumirán tanto los recursos estatales como los federales. Pero puede beneficiarse muy bien del teatro político que le permite hacerse pasar por un campeón de los derechos estatales y la libertad individual defendiendo un proyecto de ley que ciertamente sabe que no puede sobrevivir al escrutinio constitucional.

Autor

juan bellamy

Jann J. Bellamy es abogado de Florida y vive en Tallahassee. Es una de las fundadoras y miembro de la junta de la Society for Science-Based Medicine (SfSBM) dedicada a proporcionar información precisa sobre CAM y abogar por leyes estatales y federales que incorporen un estándar basado en la ciencia para todos los profesionales de la salud. Ella rastrea los proyectos de ley estatales y federales que permitirían la pseudociencia en el cuidado de la salud para el sitio web SfSBM. 

Un comentario del blog:

Cada vez, sin excepción, he tenido una conversación con alguien sobre CAM y sus modalidades, se sorprenden absolutamente cuando les explico cuál es realmente la modalidad. Una historia que me encanta contar viene de mi amigo en el año detrás de mí. Sus padres son químicos profesionales y un día llegó a casa y vio que su madre tenía un frasco de medicina homeopática. Él preguntó por qué y ella dio la típica respuesta evasiva de “bueno, pensé que podría ayudar y lo vi en el estante de la farmacia”. Explicó qué es realmente la homeopatía y quedaron absolutamente estupefactos. Son muy conscientes del número de Avogadro, después de todo. Por lo general, las personas no estudian qué es realmente la CAM en cuestión, simplemente la basura de relaciones públicas que se promociona y, sin una demostración directa y clara del daño, la pasa como resultado. Después de todo, el negocio de la medicina real requiere mucho tiempo y es bastante difícil.

Participar en actividades que tienen un registro permanente le da a uno la oportunidad afortunada o desafortunada de volver a visitar el pasado y ver cómo trabajaba al principio de su carrera.

Fue aleccionador, como residente de tercer año, ver las notas que había escrito como pasante. Hombre. Fue sorprendente lo poco sofisticado que había sido mi pensamiento médico hace poco más de dos años. Qué poco entendía sobre los entresijos del diagnóstico y el tratamiento, incluso después de cuatro años en la facultad de medicina. Es parte de la razón por la que creo que es una broma, aunque sea una broma cruel, que los naturópatas y otros proveedores pseudomédicos piensen que pueden funcionar como proveedores de atención primaria después de unos años de edjamacation alternativo.

Tengo una experiencia similar de vez en cuando cuando veo las notas de los primeros años de mi práctica de Enfermedades Infecciosas, que ahora se acerca a los 24 años. No tan doloroso, pero aun así notable por lo mucho que no sabía entonces. Mi podcast de identificación es un recordatorio continuo de cuánto aún no sé. Los últimos 34 años han sido mi personal adquisición lineal de conocimientos a partir de la producción exponencial en el mundo médico y no médico. La ignorancia no es felicidad, sino un agujero en constante expansión que nunca se puede llenar.

No hay nada malo con la ignorancia per se. Depende de lo que hagas con él. La ignorancia puede ser una condición que puede pasar toda la vida tratando de superar.

Mi temprana carrera en el mundo de SBM estuvo definida por una notable ingenuidad. Pensé que las personas que usaban las diversas pseudomedicinas eran simplemente ignorantes, carecían de información básica sobre el tema y todo lo que tenía que hacer era proporcionar esa información. Leerían/escucharían mi explicación y pensarían, ‘Oh. Así es como funciona’ y sigue adelante. Así es en parte cómo funciona la formación médica. Una vez que aprende cómo funciona o no una terapia o procedimiento, se comporta en consecuencia. Finalmente. El cambio es doloroso y, a medida que envejezco, me doy cuenta de lo difícil que es hacer un cambio intelectual. El hábito es tan cómodo.

Ciertamente hubo una gran porción de ignorancia con un lado de arrogancia de mi parte. Pero así es como aumentas el conocimiento. Descubre los huecos y llénalos.

No he pensado mucho en la ignorancia. La mayor parte de mi tiempo se dedica a los cómos y porqués de la adquisición del conocimiento. Parte de mi trabajo y mi pasatiempo es ser educador. Pienso en los residentes, en mí mismo y en mis lectores como un vaso vacío para llenarlo con hechos y sus relaciones. Una idea simplista, pero cómo paso una gran cantidad de mi tiempo. Tomo información, la organizo, la sintetizo y luego se la paso a otros, con suerte de una manera inteligente.

Otros han pensado en la ignorancia de una manera más integral. Robert N. Proctor es una de esas personas y ha acuñado un término para la producción cultural (y el estudio) de la ignorancia: agnotología. El autor delinea varios tipos de ignorancia en el documento, y constituyen un buen marco conceptual para comprender la ignorancia.

Y aunque distinciones como estas son un tanto arbitrarias, haré tres para comenzar la discusión: la ignorancia como estado nativo (o recurso), la ignorancia como reino perdido (o elección selectiva) y la ignorancia como una táctica deliberadamente diseñada y estratégica (o acción activa). construir).

Y señala que:

La ignorancia tiene muchos sustitutos interesantes y se superpone de mil maneras con el secretismo, la estupidez, la apatía, la censura, la desinformación, la fe y el olvido, ya que es generada por ellos.

He tendido a pensar en la ignorancia solo en la primera definición: simplemente falta de conocimiento sobre un tema o tener un conocimiento erróneo o incompleto. Nadie puede saber todo ni nada perfectamente. Es el tipo de ignorancia que pensé que estaba combatiendo cuando comencé mi carrera como blogger y por qué paso una cantidad excesiva de tiempo en Pubmed.

Conduce al segundo tipo de ignorancia, el de la elección selectiva. Por tiempo e interés (no todos los temas en el universo son igualmente interesantes) hay áreas sobre las que elijo tener un conocimiento mínimo. La dieta, lo admito, me aburre. Presto poca atención a los debates en curso sobre la mejor dieta y lo que es bueno y loco para comer. Como por placer o combustible y no por salud y no es parte de mi vida profesional.

Otros ejemplos de ignorancia selectiva ocurren en la educación profesional. Las facultades de medicina y las residencias le dan poca importancia a la pseudomedicina y al pensamiento crítico, y probablemente sea justificable. Hay tanto tiempo y espacio neuronal para la asombrosa cantidad de información que requiere convertirse en médico. Mencioné antes que estuve en la facultad de medicina y me capacité entre 1980 y 1990. Pasé esa década de mi vida aprendiendo mi profesión. A mis hijos les gustaba ver I Love the 80’s en VH1 y no reconocí nada del programa: las películas, la música, la moda, los memes eran nuevos para mí. La mayoría de las personas pierden una década de vida debido a las drogas o el alcohol; el mio fue a la medicina. Tengo una gran ignorancia selectiva con respecto a los años 80 y si el programa es una evidencia, fue algo bueno.

Aún más impresionante en su ignorancia selectiva es el entrenamiento en pseudo-medicinas:

La ignorancia es producto de la falta de atención, y como no podemos estudiar todas las cosas, algunas por necesidad —casi todas, de hecho— deben quedar fuera. “Una forma de ver es también una forma de no ver: centrarse en el objeto A implica descuidar el objeto B”.

Y mejor tipificado por el plan de estudios en una escuela de naturopatía, pero lo mismo es cierto para cualquier educación pseudo-médica. Grandes cantidades de tiempo se gastan en áreas divorciadas de la realidad: homeopatía, acupuntura, hidroterapia, etc. El esfuerzo por absorber estas fantasías, por su naturaleza, va a impedir la adquisición de conocimiento sobre la realidad.

Hay un proceso similar que ocurre en las escuelas de quiropráctica, donde les gusta presumir de su educación:

Según la Asociación Estadounidense de Quiropráctica, el curso de estudio para convertirse en quiropráctico incluye 4,200 horas de experiencia en el aula, laboratorio y clínica en “ortopedia, neurología, fisiología, anatomía humana, diagnóstico clínico, incluidos procedimientos de laboratorio, diagnóstico por imágenes, ejercicio, rehabilitación nutricional y más.”

No estoy impresionado. Esas 4.200 horas son 525 jornadas de ocho horas, poco menos de año y medio. Sería mucho más impresionante si dijeran que su entrenamiento fue de 15,120,000 segundos. Cuanto mayor sea el número, mejor será la educación. Mi formación en medicina interna fue de siete años, más dos más para enfermedades infecciosas. ¿Y de qué sirve todo ese entrenamiento si se aplica a las fantásticas ideas de arreglar las subluxaciones? Es como aprender anatomía de caballos para cuidar unicornios. Pero también asegura el desconocimiento en áreas de la medicina basada en la realidad.

La forma más interesante de ignorancia es la tercera:

La ignorancia como estratagema o constructo activo

El foco aquí está en la ignorancia -o la duda o la incertidumbre- como algo que se hace, mantiene y manipula por medio de ciertas artes y ciencias. La idea es una que se presta fácilmente a la paranoia: a saber, que ciertas personas no quieren que sepas ciertas cosas, o trabajarán activamente para organizar la duda, la incertidumbre o la información errónea para ayudar a mantener (tu) ignorancia. Ellos saben, y pueden querer o no que usted sepa que saben, pero usted no debe estar al tanto del secreto. Esta es una idea insuficientemente explorada por los filósofos, que la ignorancia no debe ser vista como una simple omisión o laguna, sino como una producción activa. La ignorancia se puede diseñar activamente como parte de un plan deliberado.

El autor utiliza la industria tabacalera como arquetipo de una industria que fabrica ignorancia y comienza el artículo con una cita:

La duda es nuestro producto. marrón Williamson Tobacco Company, memorando https://opinionesdeproductos.top/ interno, 1969

La fabricación de la duda es común en el mundo pseudomédico. No podría existir sin él. No sé si la ignorancia es una dicha para la pseudomedicina, pero es un requisito.

La información falsa que subyace en toda la pseudomedicina, desde la popularidad de la pseudomedicina en los EE. UU. hasta la eficacia de la acupuntura, la seguridad de la quiropráctica y el mecanismo del reiki, se basa en la producción de cantidades masivas de ignorancia. Y también lo han hecho algunos aspectos de los tratamientos médicos reales. Las compañías farmacéuticas no han dudado en tomar prestados métodos de sus hermanos del tabaco. Aunque la ciencia puede ser un antídoto contra la producción de ignorancia en el mundo real, el mundo pseudomédico suele ser invulnerable.

Abundan los ejemplos de ignorancia como táctica estratégica en el mundo pseudomédico y pueden, por un tiempo, ser efectivos, como lo demostró Megan Sandlin, aunque:

Al final, no pude seguir negando la ciencia. Es difícil de creer ahora con qué facilidad compré todo lo que escuchaba de la multitud antivacunas. Parece extremadamente obvio ahora: los médicos no son malvados, los científicos no están tratando de matar a sus hijos con toxinas y los investigadores de vacunas no solo están tratando de estafarlo.

Natural News y el sitio de Mercola son probablemente el Ford y GM de la producción de ignorancia médica, pero hay numerosos productores boutique. Me encontré con Por qué nunca necesita una vacuna contra el tétanos, independientemente de su edad o ubicación, de Dave Mihalovic, ND, cuya producción de ignorancia he discutido antes.

El Sr. Mihalovic se identifica a sí mismo como “un médico naturópata que se especializa en la investigación de vacunas”. Sin embargo, no se sabe exactamente dónde se publica la investigación, ya que su nombre no produce publicaciones en Pubmed. POR CIERTO. Me especializo en la investigación de la cerveza. Mismas credenciales.

El tétanos es una enfermedad rara en los Estados Unidos. He visto un caso, hace años como becaria, en un anciano inmigrante que nunca había recibido la vacuna. Tener todos los espasmos musculares a la vez es horrible para la víctima.

Entre 1922 y 1926, hubo un estimado de 1314 casos de tétanos por año en los EE. UU. A fines de la década de 1940, se introdujo la vacuna contra el tétanos y el tétanos se convirtió en una enfermedad que los funcionarios de salud pública contaban y rastreaban oficialmente. En 2000, solo se informaron 41 casos de tétanos en los EE. UU…. Aproximadamente el 20 por ciento de los casos informados terminan en muerte.

El tétanos en los EE. UU. es principalmente una enfermedad de adultos, pero los niños no vacunados y los bebés de madres no vacunadas también están en riesgo de contraer tétanos y tétanos neonatal, respectivamente. Entre 1995 y 1997, el 33 por ciento de los casos notificados de tétanos se produjeron en personas de 60 años o más y el 60 por ciento en pacientes mayores de 40 años. La Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud encontró que en 1995, solo el 36 por ciento de los adultos de 65 años o más habían recibido una vacuna contra el tétanos durante los 10 años anteriores.En todo el mundo, el tétanos en los recién nacidos sigue siendo un gran problema. Cada año, el tétanos mata a 300.000 recién nacidos y 30.000 madres biológicas que no fueron vacunadas adecuadamente.

Una enfermedad rara, horrible y en su mayoría prevenible, es causada por Clostridium tetani. La bacteria, que se encuentra en el suelo, penetra en los tejidos dañados, libera su toxina y el resultado es el tétanos.

La toxina tetánica, la tetanoespasmina, es extremadamente potente y puede causar una enfermedad grave pero no provocar la producción de anticuerpos. Una curiosidad de muchas toxinas producidas por Clostridia, ya sea botulismo, tétanos o gangrena gaseosa, es el propósito de las toxinas en la naturaleza (es decir, la suciedad), que sigue siendo un misterio. Como anaerobio, puede ser difícil de cultivar.

Por supuesto, como es su oficio, y sin duda como resultado de su formación en naturopatía donde su comprensión de la microbiología y las enfermedades infecciosas es profundamente ignorante, dice:

La bacteria del tétanos puede ser un factor en el tétanos. La toxina puede estar involucrada de alguna manera, pero que estas sean causas fundamentales es una tontería, de lo contrario, la enfermedad sería más común, en vista del hecho de que la bacteria se encuentra con tanta frecuencia sobre y dentro de nuestros cuerpos.

Y:

La verdadera causa del tétanos no es un germen, sino la suciedad y la inmundicia. Las bacterias son inofensivas cuando se colocan en una herida quirúrgicamente limpia. El tétanos se desarrolla cuando se detiene el drenaje de una herida y se retiene suciedad en los tejidos.

Y:

Se debe acostar al paciente que sufre de tétanos, dejarlo descansar, mantenerlo caliente e instituir inmediatamente el ayuno. Deben recibir todas las influencias higiénicas saludables y continuar el ayuno hasta que todos los síntomas hayan desaparecido.

Consejos y tratamientos que, de seguirse, podrían resultar en una repetición de cuando el miedo de los padres a las vacunas casi mata a su hijo o algo peor: